Seguinos en Facebook

Teatro El Círculo

Depende de la Asociación Cultural "El Círculo", entidad privada sin fines de lucro. Inaugurado como teatro lírico en el año 1904, (Teatro La Opera), dedicó sus 105 años a la cultura y las artes, y aunque la música en sus distintas facetas es la actividad principal, actualmente funciona como un centro cultural. Se destaca por la condición acústica de su sala principal como uno de los mejores del mundo.

Destacados en Teatro El Círculo

Historia

Un siglo de arte y cultura

Rosario daba a fin del siglo XIX una imagen nueva y pujante, sumándose desde un lugar de privilegio al proyecto de país ideal. Muchos de los italianos y españoles que habían llegado con la ola inmigratoria, encontraron en esta ciudad la prosperidad que venían buscando. Para representar y escuchar la música dejada en sus tierras lejanas, construyeron espacios como el Teatro "El Círculo" que jerarquizaba el nivel alcanzado.

En 1888 la Sociedad Anónima Teatro La Opera decide la construcción de un gran teatro lírico mediante un concurso de anteproyectos. Se otorga la obra a los Ingenieros arquitectos Cremona y Contri. Se inicia el edificio pero, por problemas económicos, se interrumpe cuando la construcción estaba en el primer piso. Abandonado. Sin destino preciso. Refugio de menesterosos. De sus laberintos y fosos nacerían historias misteriosas, la ciudad lo conocía como la Cueva de los Ladrones.
En 1889 el empresario Emilio O. Schiffner, con visión clara y objetivos comerciales, compra la Sociedad y concluye las obras contratando al Ing. alemán George Goldammer, especialista en acústica, quien rectifica los planos originales. La ejecución de la obra la lleva a cabo la empresa constructora Bianchi, Vila y Cía. Artistas de la talla de Luis Levoni y Beloti trabajaron en la yesería interior y exterior, así como en los frescos de la boca de escenario. Los magníficos frescos de la cúpula de la sala principal y el telón fueron obra de Giuseppe Carmignani, artista italiano que llegó a trabajar a nuestro país a fines del siglo XIX. Como curiosidad, este telón pintado con imágenes de la mitología griega, tiene uno con idéntica iconografía en el Teatro Regio de Parma, pero utilizando distintos colores.
 

Museo de Arte Sacro E. Barnes

Se encuentra en las catacumbas del Teatro El Círculo, donde se exponen conjuntos de estatuas. Más de cien piezas integran los originales de yeso de la obra religiosa de Eduardo Barnes, en piedra, en bronce.

Se destacan los catorce relieves rectangulares representativos del Vía Crucis, los quince relieves circulares que constituyen los Misterios del Rosario, el gran relieve de la Última Cena, donde doce pares de manos expresan, aún más que los rostros, la reacción de los discípulos ante las palabras de Jesús; la estatua de la Virgen del Rosario; San Pablo apuntalando su mensaje con el gesto de una mano deliberadamente exagerada, y la de San Antonio, dirigiéndose a los peces porque los hombres se niegan a escucharlo.

Eduardo Barnes se consolidó como uno de los escultores de gran trayectoria y notoriedad en el país por su amplia producción de temática religiosa realizada en piedra, madera y bronce.Nació el 24 de marzo de 1901, en Rosario.

Pasó largas temporadas de descanso, junto con su esposa, en Tanti, provincia de Córdoba. Su casa serrana recibió el nombre de La Vestal, título de una obra suya que, emplazada en la vivienda, se hallaba compuesta por tres estatuas cuyo modelo era su esposa.

Los trabajos del artista dedicados al arte sacro realizados en Rosario fueron muy prolíficos dentro de su recorrido dejando una fuerte impronta en la historia de la ciudad. Entre ellos, cabe mencionar el conjunto de esculturas de la Iglesia Juan Evangelista, y el Vía Crucis llevado a cabo en el interior de la Basílica Catedral Santuario Nuestra Señora del Rosario. Además, ideó dos bajo relieves para el Monumento a la Bandera. En uno de de ellos, representó la bendición de la primera bandera argentina, realizada por el cura-párroco de la Capilla del Rosario. En el otro, se encuentra el General Belgrano entregando a Cosme Maciel el emblema bendecido. Una importante parte de su obra fue reunida en el Museo de Arte Sacro ubicado en las catacumbas del Teatro El Círculo.

Entre sus actividades vinculadas al ámbito artístico, Barnes se desempeñó como Profesor Extraordinario en la Cátedra de Modelado de la Escuela de Arquitectura, en la UNL. También fue Profesor de Dibujo en el Colegio Nacional Nº 53 Gral. San Martín, en la Escuela Superior Nacional de Comercio, y en el Liceo Nacional de Señoritas Bernardino Rivadavia, Rosario.

Exhibió sus obras en distintas ciudades del país. En 1950 fue invitado a exponer en el Salón Internacional de Arte Sacro de Roma, y en la Bienal de Madrid de 1952. Obtuvo gran cantidad de premios en el Salón Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y en Salón Nacional de Rosario. Murió el 31 de agosto de 1977, en Rosario.

El Museo de Arte Sacro "Eduardo Barnes" es parte del recorrido que se realiza durante las visitas guiadas por el Teatro los lunes, miércoles y viernes, a las 10.30 y las 17:30, y los sábados a las 10.30.